18 agosto 2016

Conexión

"Si vas buscando amor por otros caminos
acuérdate de mí, 
soy tu mejor amigo"

Ella duerme y yo me acomodo para escribir, mientras "Sin Remedio" de Camilo me hace pensar en su autobiografía, en su mejor amigo, en las pinturas que tuvieron que elaborar juntos para sobrevivir.

La oscuridad resalta una luz amarilla que va entrando a través de la cortina, mientras el grafeno de mi pantalla finge muy bien el color blanco, su brillo se transforma en el tímido candelabro de mis letras.

Se impregna la voz de acento español en mi habitación, quiero cantar, pero siento el mar en el aire y me imagino bajando las escaleras del malecón, pisando la arena húmeda, el agua helada, observando la noche, la oscuridad, algunas estrellas, sola, a las cero horas de cualquier día, alucinando que  me desdoblo y nada malo me va a pasar, ni el frío, ni el peligro, ni la inseguridad se hacen presentes.

Pero allí voy, con el tiempo ocupando más de mis 8 horas de cada cosa, con documentos que me abultan la cabeza, con procesos e informes, con caídas y recaídas, visitas, salidas, reuniones, risas, bromas, amistades cercanas y lejanas que llaman, conversan, piden consejo. Y finalmente, allí voy conmigo misma, cuestionándome por todo, preguntándome si aquello o  si lo otro era el camino ideal, regreso a casa y veo el parque, me quito los zapatos y descanso sobre el pasto, como en los almuerzos saliendo de la oficina, concentrada en la naturaleza, en el sol que contrasta intensamente los colores.

Se acaba una etapa, de mucho aprendizaje y paradigmas despedazados, dimensiones replanteadas, de piscinas donde me enseñaron a flotar, de risas en medio de la presión, de la ambivalencia entre seres de mucha confianza y otros que no valen la pena intentar cambiar. He caído, he llorado, he soñado, he cambiado, he amado y probado de buena fe. No hay marcha atrás, lo nuevo que viene puede ser igual o peor, aunque también muy bueno. Allá vamos mundo, agarrados del viento, al estilo setentero, escuchando a un Camilo joven, bailando con una pequeña y despidiendo el pasado tedioso.




Ella

Ella deja de bailar la coreografía de su más reciente canción favorita; se acerca, me observa, mira el televisor, atenta a mi silencio, seguro ve en mí todas las palabras contenidas. El narrador de noticias reporta otro caso de un hombre que violenta a su esposa. Ella gira hacia mí furiosa y grita: "o sea que por las puras fuimos a marchar, todavía siguen esos machistas". La miro sorprendida, ¿cómo responder tremenda aseveración y no hablarle de la crueldad humana?, ¿cómo evitar que viera la noticia?, y ¿cómo esta niña de 5 años tiene la capacidad de indignarse como una adulta?, ¿cómo? 

Trago un suspiro a medio hacer, tomo valor: No hijita, no fue por las puras, hay que salir más veces a protestar hasta que se acabe el machismo, pone sus manos en la cintura,¿siguen pegando a las mujeres? Sí, aún hay personas malas, pero tú ya sabes qué hacer si álguien te quiere pegar ¿verdad? Claro, salta sobre sus pies, se pone en posición de ataque, empuña sus manitos, mueve las trenzas y dice Si me pegas te hago mi ataque Kung Fu. Muy bien, tienes que aprender a defenderte y aprender a pedir ayuda. 

Al poco rato vuelve a sus videos en Youtube, buscando más canciones de Nubeluz, me sorprende que le haya gustado, como a mí de niña, y que disfrute tanto su niñez; aunque por otro lado me apena que su mezcla de dulzura y fuerza no sea suficiente para detener las hostilidad del mundo, la violencia que ahoga a muchas mujeres que lo callan,

El viernes pintamos sobre cartulinas de color neón las frases que se le ocurrían, y el sábado 13 de agosto estuvimos por las calles de Lima con otras 70 mil mujeres, llevando nuestras pancartas frente al poder judicial para que se detenga tanto abuso y cosificación de la mujer, y sobre todo se dejen de considerar lesiones leves a las salvajadas que cometen los abusivos.

La observo con la convicción de que seguiremos en el camino de luchas para que esta visión del siglo pasado, la machista, no termine matando a más mujeres.

::::::::::::VERBUM SAPIENTI::::::::::::::::::::

::::::ORBIS TEXTUS::::::