27 enero 2008

Hicieron su mejor esfuerzo (Opinión)

Comentarios sobre la película "El amor en los tiempos del cólera"


No soy ninguna crítica literaria, y de cine mucho menos, pero como lectora y amante de Gabo me veo en la necesidad de escribir acerca de la película que fui a ver con la predisposición y el prejuicio que me acompañará siempre que estrenan la adaptación de una novela en el cine. Sabía que no iba a ser igual que leer la novela misma, que Florentino no sería el Florentino que imaginaba, que Fermina no tendría la gracia de la inocencia. Sin embargo fui a verla, y sinceramente siento que hicieron su mejor esfuerzo, que se esmeraron, pero igual no quedé satisfecha.

¿Me pueden decir qué afán hay en la industria del cine que cuando una novela incluye algún amor o relación donde se halle involucrado un adolescente lo disimulan de cualquier forma? Escogen una actriz bastante mayor, o indican que realiza actividades distintas a la del personaje relatado en la novela original. Me decepcionó totalmente ese aspecto, al igual que la "La Fiesta del Chivo" y "Lolita" la actriz principal en su etapa adolescente sea interpretada en realidad por una mujer mayor, en el caso de "El amor..." la misma actriz interpreta la etapa adolescente y adulta de Fermina, si bien logra transmitir el amor entre los jóvenes, la magia de ello residía justamente en que se trataba de casi niños conociendo el amor por primera vez, y luego del alejamiento se vuelven a ver de adultos y ella lo desprecia. Lo mismo sucede con la relación codependiente entre América Vicuña y Florentino Ariza, yo tenía la imagen de una chiquilla de 14 años a la que el protector le ayudaba a atarse los borceguiés y arreglarse las trenzas. La película maquilla eso, tal vez por una onda de proteger a los menores, pero al menos el casting hubiera sido más riguroso en la apariencia de los actores.

La primera vez que leí la novela hace muchos años, manejé la imagen de un Florentino Ariza entrenándose en las artes amatorias con cada mujer con la finalidad de estar preparado para su amada, hasta el punto que llegó a estar en amoríos con una señora casada que le enseñó de todo. En uno de aquellos encuentros de entrega total con la susodicha unos ladrones habían entrado a robarles la casa, sólo se percataron del hecho cuando leyeron en la pared de la sala "Esto les pasa por tirar todo el día", recuerdo haberme matado de la risa por este pasaje no incluído en la película. Afortunadamente insertaron otros pasajes de humor de buena forma, como la escena de la primera vez (violación) de Florentino, el cortejo de Juvenal Urbino con Fermina, la escena de las primas, etc.

Consiguieron captar el alma del libro, el amor eterno, pero le faltó mucho en cuanto a fotografía, música: las canciones de Shakira, ¡Sólo en dos aguanto sus gallos! La primera que aparece es disonante con el silencio del paisaje. Las demás son buenas anotaciones. Espero poder comentar más acerca de la peli, pero esto me salió primero luego de verla.


El papá de Fermina, la madre de Florentino, y el mismo Florentino lucen excelsos en su actuación, al menos en la etapa de joven. A algunos actores les faltó el toque colombiano, como bien lo transmitió la prima de Fermina ¿Ustedes qué piensan?

2 comentarios:

R. dijo...

Pudo ser peor, no? Es lo único que se me ocurre comentar cuando tengo aún frescos los recuerdos de la novela que inspiro la película (el año pasado la releí). Y cualquier añadido diría mucho en favor de la novela y poco o casi nada de la película por si sola, alejada de su referente. Al fin y al cabo, el guion es aceptable y no tuvo por qué ser un calco.

Además de Angie Cepeda como la viuda de Nazaret, otra colombiana que figura en el reparto es Catalina Sandino. Quizá por eso te resultaría convincente su papel como la prima Hildebranda.

Mis escenas favoritas: las que incluían al michi celoso de Sara Noriega, y sus garras vengadoras :)

Saludos,
R.

Carlos Riveros dijo...

así que te gusta gabo. me quedo con cien años de soledad y ojos de perro azul, de ahí nada me llegó a gustar tanto-tanto, menos la última, memoria de mis putas tristes, que, sé honesta, es bastante regularcita nomás.

te saludo en domingo a la una de mañana, no ebrio pero casi.

::::::::::::VERBUM SAPIENTI::::::::::::::::::::

::::::ORBIS TEXTUS::::::