13 abril 2009

::::::Abstractio::::::


Siento la violencia de mi cama, he caído sobre ella, mientras un ser invisible programa en el reproductor música suicida y lacerante. En el techo de color blanco imagino la escena de Poe, las notas avanzan en su tortura, unidas, bajan amenazantes, sobre mi piel, como el péndulo filudo que cortará mi vientre. De pronto, no avanzan más, un recuerdo nocturno detiene el tiempo.

Conclusión última de aquella noche: Ningún otro ha logrado conmoverme tanto de la pura contemplación de sus labios



Plegaria


Le gano al miedo y tomo el vaso entero de cerveza, me lleno la garganta de su sabor amargo. Es una noche de actos intrascendentes, donde había que festejar la condena a un asesino famoso. Porsupuesto, lo que conversábamos escapaba de la importancia de ese hecho. Era el grandioso monólogo del éxito, no sabía si era el humo de tu boca que llegaba sin intención a la mía, o tu emoción lo que me dejaba sin palabras. Estás concentrado y vomitas tus convicciones sobre la mesa, me fascinas. Qué ganas de ser como tú, ciego de tanto brillar. Quiero hablar de mis sueños pero me averguenzan, y tú, como adivino, me exiges que estos sean los más altos posibles. Pide lo más difícil, no te importe el cómo, sólo mira la meta, imposible o no, llegarás.

Eres energía completa, observo tu piel, tu mirada penetrante, tu cabello aún mojado y sujeto; pulcro. Lo sabía, tú querías hipnotizar, esa noche yo era tu presa,y no me afectaba, o en realidad sí, por eso fui segura con un No bajo la lengua.

El local se queda vacío, la dueña cierra la puerta, y por el televisor veo que mi equipo va ganando, la noche se volvía perfecta. Al salir, deducía todas las probabilidades, y nuevamente la guerra era conmigo misma.

Siempre te consideré dispuesto, estaba segura que atenderías cualquier llamado, que podía tenerte cuantas veces quisiera, de cabeza, cansado o reconfortado, tú vendrías igual; pero mi poder limitado por tu corazón mataba mi deseo. Yo no me contentaría con poseer sólo tu cuerpo, yo quería tu alma y tus sentimientos. La imposibilidad de tu amor me detenía y el sabor de tu desapego me agriaba la vida entera. Por eso no llamaba y no aceptaba más que simples conversaciones.

El parque recuperado, las parejas sentadas en el pasto, y la iluminada vereda no te cohibieron, allí estaba tu piel acariciando mi cintura, pidiéndome que tomáramos más cerveza por ahí. Dejé de caminar y te miré como la última vez que te dije que jamás nos volveríamos a ver. No resistí más, el beso surgió atravesando mi instinto de supervivencia, la plegaria aquella tenía mucho de verdad, esa plegaria que repetía mientras te veía hablar sobre la mesa.

Cuando lo escribo vuelve la noche de caminatas y besos, la intensidad de tu boca y tu abrazo no bastaron para convencerme. Me negué heroícamente, en honor al sentimiento que siempre me mantuvo conectada a tí. Me encierro este Domingo en cada palabra y gesto tuyo. Acaso tú, salvador de almas, entenderás qué es lo que quiero, tal vez lo entendiste y yo ahora tendría que comprender que sí lo hiciste y esa es tu respuesta, ofrecerme lo mismo. Si no eres de ellas, ¿entonces de quién?

Hoy, Domingo de resurrección, sigo escuchando tus canciones, las que compartes con toda la ciudad. Yo sólo repaso la plegaria de martes Un beso tuyo bastará para sanarme...




13 comentarios:

Goz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Insana dijo...

Tal vez, espero que sí.

Goz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Riveros dijo...

lamento la intromisión. sólo para comentar que está interesante el blog. apenas leí un par de textos y los encontré buenos. ¿pero por qué sólo uno por mes? ocupaciones y compromisos talvez, disculpa, sólo intento alentarte a que escribas más porque mal no lo haces.

lo mejor para ti.

Insana dijo...

Nada de intromisión! siempre bienvenido :-)

Pues escribo uno por mes porque entre esos 30 días aprox. siempre uno escribe muchas cosas que no satisfacen. Creo que Mariátegui en sus 7 ensayos expresó que no siempre uno ha de escribir cosas fantásticas, aquello malo que escribimos es necesario para abonar las buenas obras que surgirán luego... o algo así, por eso no deseo mostrar mucho de lo malo y sólo lo seleccionado (qué pretensiosa no? jejeje) Bueno, trataré de escribir más seguido.

Ya estoy revisando tu blog, así que ateniéndose a los comentarios :-P

Carlos Riveros dijo...

pues has sido generosa en tus comentarios en mi blog, pero igual, tengo correa ancha y no porque sea gordo, así que, si alguna vez vuelves a leerme y no te gusta, házmelo saber.

en cuanto a escribir y seleccionar lo mejor, caray, me gustaría poder hacer eso, pero si no escribo no me pagan, por eso a veces tengo que publicar cosas con las que no estoy del todo a gusto. ¿mercenario? no me critiques por eso que ya bastante me torturo yo, pero es que necesito el dinero (aquí viene la carita roja de vergüenza).

un gusto ¿conocerte? creo que sería mucho decir. un gusto intercambiar comentarios.

nos leemos (pero no una vez por mes peeee... :D)

Insana dijo...

jajaja... OKS... A ver si tb me das con palo, seguro que por allí me sale algo más pésimo que otros escritos que he desperdigado por mi blog :-) Nos leemos

Carlos Riveros dijo...

está bien, para eso están los (nuevos) amigos, o sea que con gusto te sacaré al fresco cuando escribas algo monse. ¡cuenta conmigo, perú!

por cierto, una duda que nada tiene que ver con esto: ¿por qué el pata que comentó en esta misma entraba borró sus comentarios a raíz de que yo comenté? sé que caigo mal pero, ¿tan rápido se dio cuenta el muchacho? ¿los borraste tú? cómo es la nuez...

Insana dijo...

Te juro que no tengo la más mínima idea, y bueno, tampoco he averiguado nada. Supongo que habrá leído bien mi blog y ya no le gustó :-) recapacitó! jajaja. Bueno te sigo leyendo, me gusta mucho la narrativa y todo lo que tenga que ver con la literatura :-)

Carlos Riveros dijo...

jajajaja... ok, seguiré comentando hasta que recapacite :-D

Orlando Mazeyra dijo...

Saludos, "Insana". Gracias por leer (y comentar) mi cuento.
Nos seguimos leyendo.

Carlos Riveros dijo...

y me acabé la canchita y no empezó la función... ¿no era para hoy lo de bolaño? pa mí que te fuiste a ver a bocelli... :-D

Insana dijo...

Amix, ya viste, está publicado, y los Bolañófilos me quieren colgar...jijiji

Orlando Mazeyra, tu relato es muy bueno, realmente fue un gusto leerte. LO RECOMIENDO.

Saludos

Se produjo un error en este gadget.

::::::ORBIS TEXTUS::::::