03 abril 2010

Nasciturus IV



Día dos, Segundo mes del año del Tigre



Algo estalla y provoca
la extinción de los rayos solares,
una sombra, dos, cientos, miles
todas oscurecen las únicas salidas

Allí
se tuercen mis palabras
 y camino al precipicio de la despedida
¿Acaso tánatos esta vez me vencerá?

Pienso en tus dedos pequeños,
en tu llanto de hambre,
en tus ojos
mirando a tu madre,
y nace de tí, de mí, la fuerza de Eros

No, esta vez tampoco nos vencerá Tánatos

Mi amor existencial sublimado en tu latido,
todo queda intacto.
Te beso a través de mis manos,
acaricio tu breve humanidad
Te amo desconcertada, debilitada, vulnerable,
casi muerta sobre el suelo,
te amo intensamente y sólo deseo que no sientas mi tristeza
que mis lágrimas las interpretes como lluvia de verano,
tu madre no está triste,
sólo se ha puesto bajo el cielo húmedo de una tarde incorrecta
y te hace conocer un poco de agua salada...

::::::::::::VERBUM SAPIENTI::::::::::::::::::::

::::::ORBIS TEXTUS::::::