30 septiembre 2013

Tres (esto es entre ella y yo)


Más de mil noches, antes de apagar la luz de mi lámpara, he deseado fervientemente que nada malo te pase, que nada ni nadie te lastime y, a pesar de no tener una madre perfecta, sientas que haría hasta lo imposible por hacerte la niña más feliz del mundo. Y en ese camino voy.


Serán tres años desde aquella madrugada en el hospital, en donde octubre se volvió amor, milagro quizás, esperanza. La medición del tiempo me parece absurda; sin embargo, cuando sientes que tantas horas de ternura y afecto pueden suspenderse en el recuerdo, tratas de ordenarlo todo para que no se te escape ningún momento bonito.

Perdona si este texto no es lo que esperabas, a veces pasa que quieres decir tantas cosas a la vez y te bloqueas, las palabras se traban, no salen, nada de lo que ponga aquí podría ser un Feliz cumpleaños que mereces. 

Me disculpo por no darte todo eso que te quiero brindar, sabes que me disculpo por más. Algunas elecciones en mi vida no fueron adecuadas, y no sabes el hondo pesar que me provoca, pero en todo lo malo siempre hay una luz, un tinte bonito, que en este caso sería ella, quien siempre reza por tí, y me dice que desea que todo me salga bien, sobre todo por tí, sé que llora por muchas cosas y aún así se enjuga los ojos, compra lo necesario y te viene a ver, tu abuela es una madre maravillosa, pero a veces de madres maravillosas salen hijos pésimos. Eso lo entenderás cuando seas grande. 

Lo bonito también es tu tía abuela, que se ha preocupado tanto, y te quiere inmensamente, a pesar que le quitaste el centro de atención por nacer el mismo día que ella, pero vamos que tu risa la emociona y el poema que le recitas casi la hace llorar. 

Lo bonito de tus tres años es que ya identificas a la gente que te quiere y te vas dando cuenta que su cariño crece más con el pasar del tiempo. Si algún día lees esto, quiero que lo sepas, te queremos mucho, por mi parte sabes que te amo.

Dejo una promesa virtual: me reivindicaré, ahora que te gustan las fiestas infantiles te prometo que las que siguen serán inolvidables, vendrán los cuatro, quince, y pronto cumplirás dieciocho y no me daré cuenta, recordaré este año que cumples por tus sonrisas, tu llanto, tus posturas de niña imitando a la profesora, de la diversión que es para tí pintar con témperas, del encanto mágico que te resulta la palabra Tarea, seguro que en la secundaria ni te acordarás.Espero que me recuerdes con amor.

Tu mami.

PD1. No sé si el blogspot se mantendrá si habrán multimemorias de hiper gigas que podrán conservar este post hasta que tengas 20 o 30 años . Lo lanzo al ciberespacio!!!




::::::::::::VERBUM SAPIENTI::::::::::::::::::::

::::::ORBIS TEXTUS::::::